FLN

“POR UN HOMBRE NUEVO Y UNA NUEVA SOCIEDAD"







viernes, 5 de febrero de 2010

EL LEGIONARIO

FE
PREDESTINACIÓN
SUPERACIÓN
HONOR E INTEGRIDAD
CULTURA
DISCIPLINA
ESPÍRITU DE COMBATE
SACRIFICIO
ANTIMATERIALISMO Y MISTICISMO
HOMBRE TOTAL


1. Un Legionario tiene una FE sin límites en la causa. Una FE que es el combustible diario que lo mantiene firme en la lucha, lo engrandece en las victorias y le da fuerza en las derrotas. Un Legionario no tiene dudas sobre su misión, porque sabe que su misión es la misión de Bolivia y nunca descansará hasta ver a la Patria, engrandecida y renovada.

2. El Legionario tiene conciencia clara de su misión y sabe que la Fuerza Legionaria Nacionalista no es un mero partido político sino una fuerza humana convencida de su PREDESTINACIÓN en la historia de Bolivia y de la Humanidad. No nos mueve la adaptación o el acomodamiento falso, sucio y oportunista, mucho menos una utopía irreal y sin sentido. Lo que nos impulsa es la voluntad y deseo constante de mejorar la vida y la sociedad en la que vivimos. No somos parásitos en procura de decadencia y mediocridad, somos soldados en busca de perfección y divinidad.

3. Un Legionario trabaja en la SUPERACIÓN constante de sus límites. El Legionario sabe que nada en la vida es estático y que el crecimiento y la evolución de su persona son necesarios para el advenimiento de un hombre superior, aquel hombre que será el nuevo prototipo de hombre boliviano. El Legionario usa siempre su ejemplo como el testimonio más fiel de su verdad, y es con su superación constante, que el Legionario materializa el ideal para sus compatriotas.

4. El HONOR y la INTEGRIDAD son aptitudes inherentes en el Legionario. Para un Legionario es inadmisible cualquier tipo de comportamiento corrupto, desleal, egoísta, deshonroso, mentiroso o mezquino. Solo siendo los mas capacitados intelectualmente y los mas puros moralmente los Legionarios obtienen la autoridad necesaria para ejercer y defender su verdad ante cualquier circunstancia y ante cualquier adversario. Nuestro ejemplo es nuestra espada y a la vez nuestra armadura, nos permite arremeter con fortaleza, y nos preserva del antagonista.

5. Un Legionario es CULTO y sabe que no es solamente de buenas intenciones que se consiguen los objetivos. El intelecto y el conocimiento son necesarios para formar parte de la vanguardia de hombres y mujeres que guiarán al resto de los bolivianos hacia un futuro mejor. Solo con una devoción constante por la cultura y el conocimiento el Legionario adquiere el derecho y el deber de ayudar a sus semejantes.

6. Un Legionario es DISCIPLINADO y tiene un dominio total sobre su tiempo, hábitos y conductas. DISCIPLINA que crea una fuerza de voluntad a prueba de todo y de todos, y que permite a cada Legionario vivir y actuar como sus convicciones y creencias se lo ordenan, y no como su vida y las circunstancias en ella se lo permiten u obligan. Un Legionario vive como piensa, para no pensar como vive.

7. Un Legionario es la encarnación del ESPIRITU DE COMBATE, entiende que el combate enaltece a los hombres, y que solo por el desafío constante de obstáculos y adversarios, el ser humano se hace más fuerte y más sabio. Mienten los que creen que la paz de espíritu se consigue con sumisión o pasividad ante las eventualidades de la vida. La cobardía de espíritu es intolerable para un Legionario, por eso el Legionario defiende su verdad con el cuerpo, con la mente y con el espíritu.

8. El Legionario tiene conciencia plena del SACRIFICIO inmanente en su misión, y sabe desde un principio, que el camino no es fácil y que las renuncias no son pocas. Sin embargo, su esencia altruista le permite encarar las adversidades con generosidad y entrega ilimitadas. El Legionario reconoce sus prioridades con claridad, y subordina su accionar al cumplimiento de estas prioridades siempre. Somos Legionarios por la dificultad que implica serlo, y no por la comodidad que significaría renegarlo.

9. El Legionario no es un hombre corriente, su visión ANTIMATERIALISTA y MÍSTICA de la vida le proporciona una fuerza interior y un carisma singulares. La existencia ascética y altruista de cada Legionario provoca un crecimiento y una evolución espiritual tan considerable, que le quita a cada Legionario cualquier vestigio de futilidad e intrascendencia en su vida. No somos entes intrascendentes, somos Legionarios!!!

10. El Legionario es un HOMBRE TOTAL, un ser humano que busca constantemente la perfección física, mental y espiritual. Es bueno y generoso cuando tiene que serlo y es rígido e intolerante cuando así se lo obligan. Es extrovertido e carismático cuando las circunstancias lo ameritan pero también puede ser introvertido y reflexivo cuando su sabiduría se lo ordena. El Legionario no es ni mas eso, ni mas lo otro, el Legionario lo es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada